PriceTravel - reserva tu viaje

Reserva tu hotel en: Bolonia,Italy

Ahorra hasta 59% reservando hotel y vuelo al mismo tiempo

  Reserva con los expertos al 01 (800) 570-0988 24 hrs / 7 días

Bolonia, Italy

Bolonia es una ciudad llena de historia, conocida por su esplendor cultural y su magnífico patrimonio arquitectónico

Comida típica

Los platillos que no te puedes perder

Tagliatelle alla bolognese,Bolonia, Italy

Tagliatelle alla bolognese Tallarines con salsa boloñesa, preparada con carne de buey y jitomate.

Mortadela,Bolonia, Italy

Mortadela Fiambre o embutido elaborado con carne de cerdo finamente picada y condimentada con diversas especias. Tiene denominación de origen en Bolonia.

Cotoletta alla bolognese,Bolonia, Italy

Cotoletta alla bolognese Chuleta de ternera rebosada en huevo batido y queso parmesano, que luego de freírse se hornea con una capa de queso y jamón.

Certosino bolognese,Bolonia, Italy

Certosino bolognese Dulce hecho con harina, miel, fruta caramelizada, almendras, chocolate derretido, uvas pasa, piñones, mantequilla, semillas de anís y canela.

Spritz,Bolonia, Italy

Spritz Coctel elaborado a base de Campari, soda y vino blanco.

Comida típica de Bolonia, Italy

Bolonia ha regalado al mundo famosas comidas como los tortellini, la exquisita mortadela, y desde luego, la famosa salsa boloñesa

A Bolonia se le conoce como el paraíso de la pasta al huevo, como el tortellini y otras pastas rellenas, que a excepción del tagliatelle (tallarines), se distinguen por la forma de anillo, de sombrero y de caramelo. Entre las pastas tradicionales están los tagliatelle alla bolognese, la famosa salsa de carne de buey y tomate; los tortellini in brodo, hechos con pasta fresca rellena de carne, servida con caldo de ave; los tortellini rellenos de queso ricota y espinacas, condimentados con mantequilla y salvia, y las lasañas verdes al horno, con la célebre salsa boloñesa.

Los crescentine, son también muy populares y consisten en frituras de harina rellenas de mortadela o salami. La famosa mortadela típica de la zona boloñesa suele servirse en cubitos como aperitivo junto a otros embutidos cortados en tajadas finas, o utilizados como ingrediente en los rellenos.

En los platillos a base de carne suele utilizarse el faisán, el pato, el jabalí, la liebre, las carnes asadas y los cocidos, el embutido de carne de cerdo, o la pata de cerdo, y los caldos con trozos de carne de buey, pollo y ternera. La cotoletta alla bolognese, es chuleta de ternera rebosada en huevo batido y queso parmesano, que luego de freírse se hornea con una capa de queso y jamón.

Otros ingredientes tradicionales son los espárragos, cocidos de varias maneras. Debido a la cercanía con Parma, en Bolonia es posible probar dos de los mejores manjares italianos: el prosciutto (jamón) y el queso parmesano.

Un postre típico de esta cocina es el certosino bolognese, un dulce navideño hecho con harina, miel, fruta caramelizada, almendras, chocolate derretido, uvas pasa, piñones, mantequilla, semillas de anís y canela. También destaca la zuppa inglese, un postre parecido al tiramisú hecho a base de bizcocho empapado en licores dulces y cubierto con crema pastelera.

Entre los vinos con denominación de origen de Bolonia están los blancos de cepas como colli bolognesi, blanco pignoletto, pinot blanco, riesling italico y sauvignon; y los tintos como el barbera, cabernet sauvignon y merlot.

En Bolonia se sigue la añeja tradición del aperitivo. Se toma un rato antes de la cena o incluso la sustituye, y su principal peculiaridad es que sólo se paga por lo se bebe. La comida corre a cuenta de la casa, algo muy similar a algunas cantinas mexicanas. Entre los aperitivos más populares está el spritz, un coctel elaborado a base de Campari (bebida alcoholica), soda y vino blanco.

La fama culinaria de Bolonia se debe también a la calidad de sus productos. Además de la pasta están el aceite balsámico y el queso parmigiano-reggiano. Todos estos ingredientes de primera calidad se pueden encontrar en el Quadrilatero, un laberinto de calles estrechas y callejones donde se instala diariamente el Mercado de Mezzo, el más famoso de la ciudad, pues desde la Edad Media fue sede de los cambios y mercado de todo tipo de productos. Actualmente en esta zona continúan funcionando pescaderías, fruterías, charcuterías, carnicerías y osterías, como la famosa Ostería del Sole (1486), la taberna más antigua de Bolonia.

Disfruta del clima

Tips para disfrutar el clima

  • - No olvides empacar ropa y zapatos cómodos para caminar por las calles empedradas

    - Protégete del sol en cualquier época del año usando bloqueador solar de amplio espectro

    - Algunos restaurantes de Bolonia cuentan con código de vestimenta, tómalo en cuenta a la hora de preparar tu equipaje

El clima en Bolonia, Italy

Bolonia cuenta con un clima continental, caracterizado por veranos calurosos e inviernos muy fríos con nevadas

Prepara tu equipaje para Bolonia

Las temperaturas máximas en Bolonia se registran durante el verano, en los meses de julio y agosto, cuando el termómetro llega a marcar más de 30 °C. El invierno suele ser bastante frío, con temperaturas máximas de 10 °C, mínimas de 1 °C y nevadas entre diciembre y enero. Las lluvias tienen lugar entre los meses de abril y septiembre. Febrero es el mes más seco del año y suele presentar vientos fríos.

Si viajas a Bolonia en verano te recomendamos empacar ropa ligera hecha de materiales naturales, gorra o sombrero, lentes oscuros y un paraguas o impermeable. En primavera y otoño te sugerimos llevar pantalones tipo capri, playeras de manga corta y larga, un suéter ligero y una chamarra para las noches. En invierno prepara tu maleta con ropa abrigadora, como playeras de manga larga, suéter, abrigo, guantes, bufanda y botas para la nieve.

Conoce más este destino

Conoce Bolonia, Italy

Bolonia es la capital de Emilia-Romaña. Está situada en el norte de Italia, entre el río Reno y el río Savena, cerca de los Apeninos. Florencia está a tan sólo 90 kilómetros de distancia y Venecia a 150 kilómetros.

Este destino es conocido como la rossa, la dotta e la grassa (la roja, la sabia y la oronda): roja tanto por la terracota de sus edificios como por su vinculación histórica a la izquierda italiana; sabia por su histórica tradición universitaria; y oronda por su gastronomía, considerada una de las mejores de Italia.

Bolonia es una de las ciudades históricas de Italia mejor conservada. Tiene el segundo casco antiguo medieval más grande de Europa, después del de Venecia. Dentro de los límites de la ciudad está la Plaza Mayor. Al oeste está el Palacio de Accursio actual sede de la Comuna de Bolonia, la Colección Comunal de Arte y el Museo Morandi. Al sur surge imponente la Basílica de San Petronio, un ejemplo del arte gótico italiano, iniciada a finales del siglo XIV y nunca terminada. Al este se encuentra el Palacio de los Bancos, una fachada que sustituyó elegantemente las pobres construcciones preexistentes de la plaza, respetando las salidas de las calles vecinas que confluyen en ella. También bordean a la plaza el Palacio de los Notarios, construido entre 1384 y 1422 y el Palacio de Podestà que data de 1201.

Muy cerca está la Plaza de Neptuno donde destaca la Fuente de Neptuno, uno de los monumentos más famosos de este destino. Enseguida se encuentra el Archiginnasio de Bolonia, uno de los palacios más importantes de la ciudad, con su imponente Teatro Anatómico, una sala en forma de anfiteatro custodiada por las estatuas de Hipócrates y Galeno.

Otras atracciones son Asinelli y Garisenda, las dos torres más famosas de la ciudad. La Asinelli es la más alta, mide casi 98 metros y tiene 498 escalones; en un día claro desde aquí se puede ver Verona, las Dolomitas y los Apeninos. Más adelante está la Plaza Cavour con sus pórticos y galerías de maravillosos frescos. Los soportales, con más de 40 kilómetros de extensión, forman el cinturón de pórticos más grande del mundo.

Detrás de San Petronio está la Iglesia de Santo Domingo, cuyo interior cuenta con obras pictóricas y esculturas de gran atractivo. La Plaza de Santo Stefano es un complejo de siete iglesias construidas en épocas diferentes y conectadas entre sí, entre las que destaca la Iglesia de Santiago el Mayor, con su elegante pórtico. No muy lejos se encuentra la Pinacoteca Nacional que resguarda obras de Giotto, Guido Reni, Guercino y la célebre obra Éxtasis de Santa Cecilia del pintor italiano Rafael.

Un poco más lejos, en las colinas, está el Santuario de la Madonna de San Lucas, el más importante en la historia de la ciudad. Está unido a la misma por un largo pórtico que empieza en la Plaza de Puerta Zaragoza.

En Bolonia hay más de 50 museos, entre ellos destacan la Colección Comunal de Arte, el Museo Cívico Arqueológico, el Museo Cívico Medieval, y el Museo de Arte Moderno. Por otro lado, la ciudad posee áreas verdes como el gran parque público de Bolonia que está constituido por los jardines Giardini Margherita, cuya arquitectura recuerda a los jardines ingleses de la época Romántica. El Santuario de San Luca es uno de los lugares con más encanto de Bolonia. Está conectado con el centro de la ciudad a través de un paseo porticado de 666 arcos rodeado de bosques y ofrece maravillosas vistas de la ciudad.

***La moneda oficial en Italia es el Euro (EUR).

Ver otros destinos en Emilia-Romagna