Reserva tu hotel en: Tulancingo de Bravo,Mexico

Ahorra hasta 59% reservando hotel y vuelo al mismo tiempo

  Reserva con los expertos al 01 (800) 570-0988 24 hrs / 7 días

Tulancingo de Bravo, Mexico

Tulancingo de Bravo es la base para explorar los alrededores y descubrir en diversas actividades el agua, la tierra, el fuego y el aire

Comida típica

Los platillos que no te puedes perder

Guajolote,Tulancingo de Bravo, Mexico

Guajolote Torta rellena de enchiladas con frijoles, huevo cocido o pollo.

Tulancingueñas,Tulancingo de Bravo, Mexico

Tulancingueñas Tortillas de maíz con queso y jamón que se bañan en salsa verde y crema.

Molotes,Tulancingo de Bravo, Mexico

Molotes Frituras de maíz rellenas de papa, frijol o carne.

Pan de Fiesta,Tulancingo de Bravo, Mexico

Pan de Fiesta Pan hecho a base de aguamiel.

Pulque,Tulancingo de Bravo, Mexico

Pulque Bebida alcohólica fermentada extraída del maguey.

Comida típica de Tulancingo de Bravo, Mexico

Tulancingo ofrece una variedad de exóticos manjares y comida típica

Hay dos platillos típicos de Tulancingo que debes de probar, las tulancingueñas que son tortillas de maíz con queso y jamón que se bañan en salsa verde y crema; y los guajolotes, una torta rellena de enchiladas con frijoles, huevo cocido o pollo; y que actualmente también se elaboran con carne asada, salchicha, milanesa o jamón.

Otros platillos que se consumen son los chinicuiles, orugas rojas que se tuestan o fríen; los escamoles que es la hueva de hormiga, los gusanos de maguey, la barbacoa y las carnitas. Deléitate con los molotes, frituras de maíz rellenas de papa, frijol o carne; y los tlacoyos rellenos de alberjón. También hay guisos a los que les han dado su toque especial como las enchiladas de charola que no se sirven dobladas, sino extendidas; los esquites que en vez de ser hervidos, son fritos; y el guacamole que suelen molerlo en lugar de martajarlo.

Adicionalmente a la cocina regional, se han sumado los sabores árabes con la llegada de emigrantes libaneses. Puedes probar el pan hecho de aguamiel que se produce en las fiestas o el pulque, una bebida alcohólica fermentada extraída del maguey. Además de todas estas delicias y para los más atrevidos, en las inmediaciones de Tulancingo hay lugares donde puedes comer carne de cocodrilo, de canguro, de jabalí o de búfalo.

Disfruta del clima

Tips para disfrutar el clima

  • Utiliza zapatos y ropa cómoda para recorrer la ciudad de Tulancingo y disfrutar de la naturaleza en los alrededores

    Si viajas entre mayo y octubre, te recomendamos traer paraguas o impermeable

    Las noches en Tulancingo son frías, no olvides empacar ropa abrigadora incluyendo guantes y bufanda

El clima en Tulancingo de Bravo, Mexico

El clima en Tulancingo es templado frío, con una temperatura media anual de 14 ºC. Al año caen alrededor de 525 mm de precipitación y en ocasiones la humedad provoca niebla de las mañana

Prepara tu equipaje para Tulancingo de Bravo

Los días en Tulancingo suelen ser templados y las noches frías, con madrugadas heladas durante el invierno, en las que los habitantes despiertan entre neblinas. Los meses más cálidos son abril y mayo, cuando la temperatura se eleva hasta los 26 ºC; y  por el contrario enero es el mes más frío registrándo temperaturas mínimas promedio de 3 ºC. En lo que respecta a las lluvias, son moderadas de noviembre a abril y su volumen empieza a incrementarse en mayo, para después disminuir hasta octubre; siendo las precipitaciones de septiembre las más intensas del año. Los vientos en general son moderados y predominan los del noreste. La ultima nevada cayó en 2008.

Te recomendamos traer pantalones, playeras de manga larga y chamarra gruesa o abrigo. Para el invierno necesitarás proteger las partes del cuerpo más sensibles al frío con orejeras, calcetines gruesos, bufanda y guantes.

Conoce más este destino

Conoce Tulancingo de Bravo, Mexico

Tulancingo de Bravo esté inmerso en un valle fértil de fauna abundante, donde habitaron diferentes grupos indígenas, entre los que destacan los toltecas, chichimecas y tlaxcaltecas. Si bien esta ciudad en Hildalgo sirve como punto de partida para explorar los atractivos turísticos de las cercanías y disfrutar de la aventura, también tiene muchos sitios qué visitar. Uno de sus atractivos principales es la Catedral Metropolitana que data del siglo XVI y fue remodelada con un estilo neoclásico; está dedicada a San Juan Bautista posee un convento y un órgano tubular, con más de 16,000 pipas. Frente a la catedral se halla la plaza principal conocida como Jardín de la Floresta que es el hogar de múltiples árboles que invitan a descansar bajo su sombra, y junto a esta explanada puedes disfrutar de algún evento en el Centro Cultural Ricardo Garibay y el Jardín del Arte.

Otros edificios que puedes admirar son la Casa de los Emperadores, donde se resguardaron Agustín de Iturbide y después Maximiliano de Habsburgo, y la Capilla de la Expiración que es una de las capillas más antiguas de la región y sirve como testimonio de los primeros esfuerzos de evangelización en Latinoamérica.

Continúa empapándote de historia y visita el Museo Histórico de Datos que ocupa el lugar de la primera estación de ferrocarril de Tulancingo y después ve al Museo del Ferrocarril que está instalado en lo que fue la segunda estación de tren. Al salir, no pierdas la oportunidad de fotografiarte junto a la estatua de uno de los personajes más importantes de la lucha libre mexicana, El Santo.

Si viajas con niños, deberías ir al Zoológico de Tulancingo que resguarda unos 390 animales y está sobre el cerro del Tezontle que goza de vistas panorámicas. La primera semana de agosto es ideal para ir a Tulancingo ya que realiza la fiesta del municipio en honor a la Virgen de los Ángeles, con feria, exposiciones, muestra gastronómica y juegos pirotécnicos. De igual manera, si vas antes del inicio de la cuaresma, puedes presenciar el desfile de disfraces durante el carnaval de Santa Ana Hueytlalpan.

La aventura continúa en las afueras de la ciudad; puedes volar en globo aerostático en Metepec, refrescarte en las aguas de la Cascada de las Golondrinas o en la laguna de Zupitlán, contemplar la belleza de los paisajes en Acoxochitlán y adquirir artesanías como los objetos de hierro fundido o los famosos tenangos. Además, puedes visitar la Zona Arqueológica de Huapalcalco que resguarda vestigios toltecas y pinturas rupestres en las rocas de los acantilados.